• En estos días cruciales, donde está en juego la vida.:Este es el momento de unir nuestras fuerzas. Por el respeto a la toda vida, la naciente y la de las madres. Toda vida vale. Toda vida debe cuidarse y protegerse. Por ...
  • Domingo 8 de julio – Misa por la Vida:   Nos unimos a la intención nacional. Este domingo 8 de julio, en la Eucaristía de la mañana de todas las parroquias.   "María, Aurora del nuevo mundo. Madre de los vivientes, a ti confiamos la ...
  • Reafirmamos la necesidad y el compromiso de cuidar toda Vida.:Hoy, mas que nunca, reafirmamos lo que venimos diciendo y viviendo como institución, en favor de toda vida. http://acaparana.org.ar/la-vida-es-un-don-y-el-primer-derecho/   La vida es un Don, y el primer derecho. Como sociedad, como familia ...
  • ¡Feliz Pascua de Resurrección!:   Queridos amigos: “Sabemos que Cristo, resucitado de entre los muertos, ya no muere más, y la muerte no tiene poder sobre él”. (Romanos 6,9) La transmisión de la fe cristiana es ante ...
  • 29 de Marzo – Día del Padrino de Oficialización:   Acción Católica Paraná 29 de Marzo, DÍA DEL PADRINO DE OFICIALIZACIÓN En este día, pensá en tu padrino de oficialización, en hablarlo, en rezar por él, en algunos casos, en volver a acercarlo o en regalarle un oído, pero ...
Inicio » Consejo » 29 de Marzo – Día del Padrino de Oficialización

El Derecho a la Vida

En estas últimas semanas estamos frente a la discusión sobre la lucha por los derechos de la mujer y también al ingreso a nuestro parlamento de proyectos que ponen en debate temas muy sensibles como son el aborto y la protección a la mujer embarazada.

La vida humana es un regalo, que las mujeres y los hombres, buscan como concreción del amor que los une. Así, el embarazo, se vive como una experiencia plena de felicidad y se comparte con la familia y amigos con mucha alegría. Pero en otras ocasiones, el embarazo se rechaza porque es la consecuencia de un abuso y violencia hacia la mujer.

Allí es cuando surge la pregunta humana y ética sobre qué hacer. En la forma de responder la pregunta se cae muchas veces en plantear un enfrentamiento entre dos personas en situación de vulnerabilidad. Por un lado la mujer, que no decidió ser madre, y suele encontrarse en soledad y la mayoría de las veces en un contexto de pobreza;  por otro lado, la vulnerabilidad de la vida humana concebida que no se puede defender. Debiéramos escuchar tanto a las madres embarazadas que sufrieron una terrible violencia sexual, como así también contemplar el derecho a la existencia de los inocentes que no pueden defenderse.

La pregunta humana y ética es: ¿hay que optar por una vida y eliminar a otra? Comisión Ejecutiva Conferencia Episcopal Argentina. 23/2/2018

No es un tema simple. Necesita ser abordado en toda su complejidad, sin demagogia ni populismo.

Es necesario tener presentes algunos puntos respecto a todo esto:

1) Debemos estar preparados y abiertos para un diálogo sincero y maduro.                     

Preparados (Formación)

No podemos ignorar esta realidad social.

Debemos informarnos y profundizar nuestros conocimientos acerca de lo que significa abortar. Es decir quitar la vida (Matar) a una persona que es diferente a la madre (aunque esté dentro de su vientre) y que está totalmente indefensa.

La vida humana no es cuestión de una religiosidad o ideología, no es una hipótesis que tiene que ser demostrada, es una realidad biológica…..que, entre otros signos vitales, lo demuestran los latidos cardíacos en las primeras semanas de gestación, propios de la nueva vida que por su frecuencia nada tienen que ver con los latidos maternos. (Declaración Comisión Directiva  del Consorcio Médicos Católicos de Buenos Aires sobre el Aborto)

Esa persona por nacer, tiene un código genético diferente a la mujer que lo está gestando (pues la mitad de sus genes son aportados por la  madre y la otra mitad la aportó el padre) y por lo tanto no puede ser considerado como un órgano que se puede extraer o eliminar porque es un problema para la mujer que lo lleva en su seno.

Abiertos (Discernimiento):

Porque debemos ser conscientes que muchas mujeres rechazan el embarazo porque es el resultado de un descuido irresponsable o bien de diferentes situaciones que llegan hasta la violencia sexual. Son muchos los condicionamientos: sociales, culturales, psicológicos, económicos, etc. que ponen a la mujer (generalmente sola y abandonada por el hombre) en la encrucijada de decidir por llevar adelante la gestación y la crianza de su hijo o bien eliminarlo y terminar con ese drama existencial.

No debemos caer en la descalificación o la agresión ya que algunas mujeres viven su embarazo como un problema imposible de sobrellevar. Esas mujeres deben ser escuchadas, aconsejadas y acompañadas para que no lleguen a esta dolorosa decisión de abortar a su hijo.

“…No debemos abandonar a su suerte a la mujer que no decidió o no puede asumir ser madre, por eso reafirmamos, con total convencimiento, que ambos merecen nuestro cuidado, ante lo cual necesitamos el compromiso de todos”. (Consejo Nacional ACA. Marzo 8, 2018).

2) Ponernos en marcha (Acción)                                 

Ante este dilema doloroso y real, debemos estar presentes, organizarnos o bien sumarnos a quienes ya están trabajando para brindarnos, con generosidad, tanto individualmente (en el ambiente en el que nos desarrollamos cotidianamente) como así también como comunidad parroquial.

Son muchos los aspectos en los cuales es necesario nuestro aporte:

Educación  

Eduquemos con responsabilidad a las mujeres y varones para vivir una sexualidad madura, integradora, personal. Promovamos el sano criterio de decidir adecuadamente a partir del desarrollo de las capacidades que cada uno tiene, despertando todas las posibilidades de sentido para construir la vida y la resiliencia necesaria, cuando la adversidad toca a nuestras puertas. (Consejo Nacional ACA. Marzo 8, 2018)

Solidaridad

Trabajemos para que la pobreza, la falta de trabajo, vivienda, acceso a la salud no sean causas que empujen a encrucijadas dolorosas. ¡Que la droga y la trata no avasallen la vida! Detrás de este dolor que lleva al absurdo hay mercaderes de la muerte que lucran y negocian, también con los niños abortados. (Consejo Nacional ACA. Marzo 8, 2018)

 Compromiso

Comprometámonos en la lucha contra la violencia para evitar que haya más mujeres afectadas físicas y psicológicamente por la brutalidad que impacta sobre su identidad y bienestar, con la carga de dolor y muerte que esta tragedia conlleva. ¡No nos olvidemos tampoco de sus hijos! (Consejo Nacional ACA. Marzo 8, 2018)

 Responsabilidad ciudadana

Desde nuestro lugar: Solicitemos políticas públicas que reconociendo la dignidad de la vida humana desde la concepción, la cuiden, protejan, estimulen su desarrollo y atiendan las situaciones conflictivas. También promovamos políticas que generen igualdad de oportunidades para varones y mujeres. (Consejo Nacional ACA. Marzo 8, 2018)

El Consorcio de Médicos Católicos de la Pcia. de Buenos Aires declara: “Asimismo, señalamos que en ninguna circunstancia el aborto será legal, seguro ni gratuito

No es legal porque el Ordenamiento Jurídico Argentino, en su misma Constitución protege a la persona humana desde su concepción.

No es seguro en forma absoluta porque ninguna práctica médica que implique un procedimiento quirúrgico invasivo y cruento como lo es la practica instrumental de la realización de un aborto carece de riesgos. Es un procedimiento que con respecto al ser humano en la etapa gestacional lo mata y que incluso puede llegar a tener consecuencias graves para la salud y hasta la vida de la madre.

En cuanto a la gratuidad no existiría como tal, ya que los recursos económicos serían aportados por el Estado y resultarían del aporte de los ciudadanos. Esto significaría que el estado sería partícipe necesario y destinaría fondos públicos a la eliminación de vidas humanas inocentes.

Finalmente afirmamos que hemos sido formados desde lo académico, para el cuidado de la vida en todas sus fases y ningún profesional de la salud puede estar obligado a actuar en contra de ese derecho.”

Debemos interiorizarnos y profundizar este tema que tiene la riqueza de la vida humana desde la concepción (unión de un óvulo con un espermatozoide) hasta su muerte natural, pasando por todas las etapas de su crecimiento desde la niñez hasta la vejez. Nosotros no podemos estar ajenos a las necesidades de nuestros hermanos en Cristo y María.  

Somos laicos y caminamos por el mundo… al que debemos santificar con nuestra propia vida.

¡Alabado sea Jesucristo!

Acción Católica Argentina

Consejo Arquidiocesano de Paraná – Paraná, 10 de marzo de 2.018

Para Profundizar:

Respetuosos de la Vida – Conferencia Episcopal Argentina                           
Autor: Noticias