Encuentro de los jueves

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Jueves 30

Evangelio del día: Mc 4,21-25

Reflexión

Y una cosa que ustedes los jóvenes van a tener: la tentación del cansancio. O porque no ves los resultados, o porque bueno el espectáculo se acabó y ya está muy aburrido, y voy a buscar otra cosa. En eso, en el primer síntoma de cansancio que encuentren, cansancio del camino, pero de cualquier forma, abran la boca a tiempo. Pidan consejo a tiempo. Me está pasando esto. Salí “en cuarta” y ahora “estoy marcha atrás”. Pero la tentación del cansancio es muy sutil. Porque detrás de la tentación del cansancio de salir a la misión, se esconde el egoísmo. Y se esconde, en última instancia, el espíritu mundano, ¿no?, volver a la comodidad, al estar bien, a pasarla bien o como quieran.

Así es que yo te diría: testimonio, para que la luz brille, que no esté escondida debajo de la cama, ¿no?, que brille la luz, y vean las obras buenas que hace el Padre a través de nosotros, obviamente, ¿no? Testimonio. Para que pregunten por qué vivís así, coherencia de vida caminar, caminantes no errantes y cuidarse de la tentación del cansancio.»

(S.S. Francisco, 25 de octubre de 2014). Catholic.net
Dar a conocer el Reino de Dios

Propósito

Revisar nuestro testimonio, si nuestro andar de discípulos misioneros, nos dispone  a iluminar nuestros ambientes con la Luz del Resucitado

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Relacionados